NOTICIAS
Presidente de Asela se refiere al bajo crecimiento económico de Chile
El Mercurio Valparaíso - Edited.jpg

“No hay reactivación con pymes a medio morir saltando”

Retomar la senda del crecimiento impulsando las inversiones y preocuparse a la vez de la microeconomía porque de ello depende la salud de las pequeñas y medianas empresas, que generan el 70% de los puestos de trabajo en Chile, debieran posicionarse como prioridades en el área económica para el próximo gobierno, plantea el presidente de la Asociación de Emprendedores de Latinoamérica, Juan Pablo Swett.

En el país hay del orden de 700 mil microempresas, con ventas hasta $10 millones; cerca de 210 mil pequeñas y medianas empresas; 12 mil grandes y tres mil mega empresas. Entonces, las micro, medianas y pequeñas representan el 98,5% del total nacional, siendo muy relevante el verse afectadas por la baja en el crecimiento atribuible en una importante medida a la incertidumbre que generaron las reformas tributaria y laboral en los dos primeros años del saliente gobierno.

¿En el aspecto económico cómo deja el país el gobierno de la Nueva Mayoría?

Sin duda hubo un costo importante que pagó el país en materia de crecimiento por la incertidumbre económica que generaron las reformas. El gobierno tuvo un manejo político muy malo en términos de buscar acuerdos para lograr las políticas públicas que quería implementar. Partiendo por la reforma tributaria, siguiendo por la laboral y con las discusiones sobre la reforma al Código de Aguas que puso al mundo agricultor en estado de incertidumbre. Eso provocó un pésimo crecimiento económico del 1,5% con un aumento impresionante en el nivel de deuda pública. Y cuando el país crece al 1,5% a los únicos que nos afecta es a los chicos, que no aguantamos caídas del 20% ó 30% en las ventas. En materia de legado económico creo que ha sido un muy mal gobierno.

¿Qué le parece el equipo económico del próximo gobierno? ¿Mejorarán inversión y crecimiento?

Para este nuevo gobierno que llega el 11 de marzo, las expectativas son altas.

Hay casi 850 proyectos de inversión por US$75 mil millones, de los cuales 120 son aproximadamente por US$60 mil millones, principalmente en minería y energía, que el gobierno sí o si se tiene que jugar para que se hagan porque son una fuente reactivadora importante, que generan mucho trabajo para la pequeña y mediana empresa. Pero no basta. Si bien en la primera etapa hay que enfocarse en destrabar los proyectos de inversión importantes, también hay una agenda pymes y de regiones que urge retomar, porque hay que preocuparse de la microeconomía, pero en el plazo de dos o tres meses hay que sentarse a ver la microeconomía, que muchas veces queda olvidada por los ministros y que es igual o más importante que la macroeconomía, ya que tiene que ver con la salud de las pymes que son las que generan el 70% de los puestos de trabajo. Si las pymes están a medio morir saltando la economía no se va a reactivar.

¿Cuáles deben ser las prioridades de la futura administración en materia económica?

Para esta futura administración las prioridades en materia económica debieran ser, primero, ordenar las cuentas públicas. Existe un desorden fiscal importante y un tamaño del aparato público en términos de cargos que habrá que arreglar para gastar lo justo y necesarios y no tener gente que a lo mejor está ahí como operadora o por favores políticos.

Asimismo hay que reactivar la inversión de las grandes empresas y generar también una agenda que reimpulse el mundo de las pymes.

Con estos tres ejes ya podríamos echar a andar la locomotora a mejor velocidad para poder crecer más. Obviamente viene un viento de cola que va a ayudar: un mejor precio del cobre y mejor escenario internacional, lo que podría hacer que Chile crezca al 3,5%. Pero ojalá que en el 2019 sea un 5%. Creo que ese es el foco que debe tener el gobierno.

¿Qué esperan los emprendedores del próximo gobierno? ¿Qué opinas de la intención planteada por Piñera durante su candidatura de rebajar el impuesto a las empresas del 27% al 25%?

Recordemos que hoy tenemos dos sistemas funcionando, el atribuido y el parcial integrado, donde le planteamos al Presidente Piñera que está bien que se quieran integrar en uno solo y se disminuya el pago de un 27% a un 25% de impuesto a las empresas. Pero eso tiene que ir amarrado de una fórmula especial para las pymes, que en promedio pagan un 17% de impuesto. Es necesario discutir un artículo 14 TER, que queremos se llama “14 pymes”, en que automáticamente estas empresas caigan en un sistema tributario especial, que no haya que postular a él ni tener un contador que entienda el tema.

Cambios para Chile

Si queremos que la gente venga a invertir a Chile o que los mismos chilenos o grandes empresarios hagan importantes inversiones, tenemos que lograr que el camino de un proyecto sea rápido, expedito y conocido por todos. Que por lo menos al año o al año y medio, el inversor sepa si su proyecto es viable o no. Pero no se puede tener a ningún inversionista esperando cuatro, cinco años o más para ver si su inversión se puede o no se puede hacer. Acortar los plazos es urgente para que haya una reactivación de la inversión y eso amerita revisar todo el proceso completo incluyendo el comité de ministros.

Asimismo, en el sur, la ciudadanía y el mundo de los agricultores, los emprendedores y las pymes están esperando un cambio en materia de seguridad. En muchas partes no se puede trabajar tranquilo y mucha gente ha dejado de invertir por el riesgo de que le quemen una cosecha o sus bienes, lo que genera desesperanza.

También necesitamos retomar la senda del crecimiento, con mayor generación de empleo y que se consoliden muchos de los beneficios sociales que deja el gobierno de la Nueva Mayoría, como el acceso a la educación o en materia de salud. Ahí debe haber un mix: el país creciendo al 5%, generando buenos empleos y con beneficios sociales importantes y crecientes. Tenemos que buscar gobiernos de centro que den continuidad a las cosas buenas que se han hecho. En esa medida se pueden generar más gobiernos de centro y menos de extremos, que yo pienso es lo que quiere el 80% del país.

Emprendimiento en Latinoamérica

Lo que más diferencia a las micro, pequeñas y medianas empresas chilenas de sus similares de la región es la formalidad. En el resto de la región hay mucha economía informal, personas sin inicio de actividades o sociedad en la cual operar, por lo que no pagan impuestos, y esa es obviamente una condición de subdesarrollo importante. En Latinoamérica, incluyendo México y toda Centroamérica, probablemente Chile sea el país más formal en cuanto emprendimiento y actividad empresarial, donde las pymes están constituidas y tributan, generando condiciones de trabajo estables y pagando las leyes laborales correspondientes.

Dentro de los problemas comunes, las aquejan los mismos problemas, como que sólo el 15% de las pymes puede acceder al sistema financieros, sin considerar a las microempresas, cuyo acceso es cero. Otro problema transversal a toda América Latina es aunque las tasas de interés que cobra la banca a las pymes son entre 5 a 6 veces -y en algunos países hasta 10 o 15- más altas que lo que pagan las grandes empresas, lo que es una verdadera desigualdad empresarial. Asimismo el abuso de grandes empresas y muchas veces del Estado que terminan pagando facturas a 90 o 120 días e incluso más a sus proveedores, una de las principales causas de quiebra entre las pymes, porque se quedan sin caja para poder sobrevivir o crecer. Finalmente está el problema de la burocracia que se traduce en largas demoras para formar, constituir y legalidad una empresa, sobre todo la consecución de permisos en el sector de los alimentos.

Fuente: El Mercurio de Valparaíso página 1, El Mercurio de Valparaíso página 2.

Lunes 26 de Febrero de 2018

ÚLTIMAS NOTICIAS

El Mercurio - Edited.png
México se convierte en el mercado favorito de los emprendedores para la expansión
Blockchainsummit - Swett02.jpg
Columna de Opinión: Blockchain y el fin de los intermediarios